Conservación del águila perdicera

El águila perdicera es una de las rapaces más amenazadas de Cataluña con una población de unas 65 parejas.

En un proyecto piloto para conjugar la fotografía y conservación de esta especie, desde La Sabina y en colaboración con el Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Cataluña se han detectado las molestias que sufre una pareja de águila perdicera de la zona y se han tomado varias medidas correctoras para minimizarlas. Se ha llegado a acuerdos con cazadores para excluir la zona de nidos de la caza, con el obispado para prohibir los petardos en las bodas y eventos en una ermita cercana a los nidos, se realiza un seguimiento de la pareja y de su éxito reproductivo y se ha instalado un Punto de Alimentación Suplementaria.

Todas estas actuaciones han supuesto que después de años de fracasar en la reproducción, desde el año 2012 se ha pasado de 0 a una media de 1,3 pollos / año, siendo la media catalana de 0,7-0, 8 pollos/año.

Durante el año 2019 se extienden las acciones de conservación en toda la provincia de Lleida con financiación de la Fundación Biodiversidad (Ministerio para la Transición Ecológica) y el apoyo del Departament de Territori i Sostenibilitat (Generalitat de Catalunya). El proyecto pretende consolidar y ampliar las acciones realizadas en el proyecto piloto de Fotografía y Conservación, exportar el modelo a otra pareja cercana y realizar estudios pormenorizados sobre las parejas de toda la provincia para su futura gestión mediante acuerdos de custodia y otros.

En la demarcación de Lleida hay 8-9 parejas que suponen las parejas colindantes de la población litoral y prelitoral del sur de Cataluña (Tarragona) y el grueso de la población del Pre-Pirineo. La importancia de la conservación de estas parejas radica sobre todo en el efecto tampón para el núcleo de la población y el ser “punta de lanza” para la expansión de la especie.


Febrero 2019

Ejecutamos las primeras medidas de mejora del habitat en el proyecto de conservación del águila perdicera en Lleida. Son actuaciones por el momento puntuales, que esperamos ir ampliando y que tengan continuidad en el tiempo con resultados a largo plazo. Hemos labrado y sembrado con variedades de cereal antiguo campos que llevaban más de 30 años abandonados y estaban recubiertos de matorrales, de esta forma el cereal sirve de alimento para especies-presa como perdices y conejos. Con la misma finalidad tenemos dos burros pastando parte de la zona de campeo de las águilas, cerca de Montsonís, para abrir la vegetación y mejorar el hábitat. También hemos arreglado una balsa que debe sirve de bebedero para la fauna, conectada también a depósitos que permiten mantener el nivel de agua durante todo el año.

Abril 2019

El día 24 de abril TV3 ha emitido una noticia sobre el proyecto de conservación del águila perdicera en Lleida y la mejora de habitat con burros para favorecer a las especies presa en uno de los territorios de una pareja de perdiceras leridanas.

Julio 2019

Todo un éxito la cría de este año de las 8 (9) parejas de perdiceras de la provincia de Lleida. Esta temporada han salido 13 pollos, lo que supone una media de 1,44 pollos/pareja. Todo un éxito si tenemos en cuenta que la media catalana se sitúa alrededor del 0,7-0,8 pollos/pareja.

A menudo el plumaje de los jóvenes es muy rojizo, lo que les diferencia fácilmente de los adultos.
Muchas veces, los adultos llevan los jóvenes al punto de alimentación. Fotografia tomada con cámara automática.

Septiembre 2019

Los principales problemas de conservación de esta rapaz son debidos a las molestias durante la cría y la muerte de algunos ejemplares ocasionadas directa o indirectamente por el hombre. Entre las molestias durante la época de cría cabe destacar la escalada cerca de los nidos, el paso frecuente de gente por el sector de cría (con especial incidencia de las carreras de montaña en plena época de reproducción) y más esporádicamente otras molestias como reuniones, celebraciones religiosas u obras de mantenimiento de infraestructuras cerca de los nidos. Las muertes directas deben atribuirse a la electrocución en líneas eléctricas, a ahogamientos en balsas o disparos durante la época de caza. La conservación del águila perdicera es cosa de todos. ¡Tú también puedes hacer algo!


Si eres escalador…

· Respeta las limitaciones en las zonas de escalada.

· Antes de abrir vías nuevas consulta a los Agentes Rurales.

· Si encuentras un nido, informa a los Agentes Rurales y aléjate lo antes posible (tel: 112 o al 93 561 70 00 / 24 h)


Si eres cazador …

· Infórmate en la APC o SSTT de las zonas donde NO se pueden hacer batidas de jabalí a partir del 1er domingo de febrero.

· No dispares contra las águilas (y otras especies no cinegéticas en general). Una correcta población de predadores es el mejor indicativo del buen estado de las poblaciones de sus presas.


Si eres campesino o propietario forestal …

· Si tienes balsas pon rampas de salida para la fauna.

· Practica una agricultura ecológica y sostenible.


Si eres ornitólogo o fotógrafo naturalista…

· Más que nadie debes ser consciente del precario estado de la especie. No te acerques a los nidos y obsérvalos de lejos. Para observaciones sistemáticas es necesaria una autorización.

· Si ves algún hecho relevante, entra tus observaciones en ornitho.cat.

· Si quieres tomar fotos de perdiceras pide las autorizaciones pertinentes y asesórate con expertos.


Si haces deporte en la montaña …

· Respeta los itinerarios marcados y las posibles limitaciones temporales.

· Si organizas carreras por el Medio Natural, pide autorización y asesórate sobre los lugares y épocas para no interferir con la fauna: el paso de muchas personas junto a un nido puede estropear su cría. Evita los meses de enero a junio.


Noviembre 2019

Hemos editado un díptico sobre el proyecto de conservación de las perdiceras. Se puede encontrar en los puntos de información de espacios naturales y otros lugares (bares, puntos de información turística, casales culturales…). También hemos instalado un cartel informativo en Montsonís.

Diciembre 2019

Hora de hacer balance del final del proyecto: durante el 2019, La Sabina ha consolidado el proyecto de conservación en el Munt de Montsonís y lo ha ampliado a otros puntos de las comarcas leridanas con la firma de dos acuerdos de custodia. Se han instalado un par de palomares: uno en una zona de presencia ocasional de perdiceras y otro en el territorio de una pareja ya establecida. También se han hecho mejoras de hábitat para favorecer especies presa como la colocación de abrevaderos, el pasto con burros para esclarecer la vegetación o la siembra de cereales a cosecha perdida en antiguos campos abandonados.

Se ha hecho el seguimiento de las 9 parejas de águila perdicera de las comarcas leridanas al tiempo que se han detectado las molestias e incidentes en cada territorio que pueden perjudicar la cría de este fantástico pájaro.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica:

Con la colaboración de: